Blogging tips

sábado, 22 de junio de 2013

MINIMATRIOSKAS Y MÁS

Jugueteando con arandelas de latas de conserva he conseguido hacer unas pequeñas figuritas, que se pueden pegar a un broche tipo pin o coser por ej para decorar un bolso, un pasador de pelo...
Comencé haciendo matrioskas rusas pero después se me fueron ocurriendo ideas y, como veréis, seguí con un muñeco de nieve, un búho y un pingüino (y ya tengo la cabeza un pollito, un loro, un fantasma,...).

Empleé arandelas de lata de conserva porque tienen más barriga (las de refresco son demasiado pequeñas). Para pintarlas he probado diferentes pinturas pero con lo que mejor quedan es con esmalte (ahora encontramos esmaltes de uñas de todo tipo de tonos prohibidos, así que estamos de suerte).
La tela ha de ser flexible para poder rellenarla un poquito, yo empleé restos de algodón de camisetas viejas que después decoré con rotuladores de pintura para tela y también algunos trozos de  fieltro.
Se recorta la tela con la forma (un poco más del borde de afuera para que nos quede holgado suficiente) y se pegan por el borde, desde atrás, dando un poco de forma con el dedo y rellenando con una bolita de algodón. Después recortamos lo que nos quede sobrante.
Por detrás se remata pegando una capa de fieltro.
Os muestro el perfil para que veáis cómo quedan de gorditas.

La verdad es que se necesitan "dedos de relojero" porque hay que trabajar con piezas mini y el pegamento y la pintura te pueden jugar malas pasadas, pero es cuestión de practicar y no desesperar que quedan muy chulis.