Blogging tips

domingo, 22 de septiembre de 2013

KUMIHIMO XXVI: CORDÓN ESPIGAS 32 HILOS

Y aquí la segunda parte del post anterior, con el modelo de cordón más complicado que he hecho por el momento. SE forman 4 espigas bicolor separadas por 4 cordones longitudinales. Igual que el modelo anterior, va girando sobre sí mismo. 
Esta vez he montado una pulsera para enseñaros, tejida con hilos de crochet nº8 (los puse dobles). Como se trabaja con 32 hilos, el disco redondo que conseguimos habitualmente se nos queda pequeño a la hora de moverlos ya que lo ocupamos entero.
De nuevo me tocó recurrir a un disco de fabricación casera con cartón y 48 ranuras.
No os puedo poner un paso a paso como hago habitualmente con movimientos numerados porque los hilos cambian contínuamente y tenemos que ir desplazándolos un poco (aunque no hace falta recolocarlos del todo) para que nos dejen espacios para maniobrar. 
Como me parecía un lío, os dejo un esquema que me hice para mí con los movimientos (por un lado he dibujado las espigas y por otro los cordones, después fijaros en la secuencia), además de las fotos y el vídeo.

Comenzamos con la distribución de los hilos. Nos fijamos en el dibujo y trasladamos la imagen al disco (la distribución de espacios no es exacta, dejamos separaciones para trabajar, pero todo el tiempo tenemos que ir haciendo sitio para poder mover los hilos según el esquema). 
4 parejas en azul marino enfrentadas 2 a 2, que corresponden a los hilos que formarán los cordones.
En medio colocamos los hilos que formarán las espigas. Por un lado amarillo-blanco-blanco-amarillo y en el lado opuesto igual. Y por otro azul-blanco-blanco-azul y en el lado opuesto igual.

Comenzamos por ej. con la espiga amarilla/blanca. 



Esta la vamos a trenzar siempre llevando los dos hilos de los laterales al lado contrario y al centro (para ello les habremos dejado 2 espacios antes). 
Hacemos lo mismo con los de enfrente, cogemos los dos amarillos de los extremos y nos los traemos a este lado, al medio. (Si os fijáis, en la vuelta siguiente, como el movimiento será el mismo, los que tocará desplazar al medio y al lado contrario serán los blancos. Así se forman una hoja de la espiga de cada color).
Después pasamos a trabajar con los hilos azul marino que tenemos justo a la izquierda para formar los cordones. Se trabajan por parejas en X, con el trenzado que acostumbramos a hacer en otros cordones : el izquierdo sube y el derecho de enfrente baja a nuestro lado.
Le tocaría ahora a la otra espiga, en este caso la azul/blanca.
Se trabaja al revés que la otra. En este caso siempre vamos a coger los dos hilos centrales y los vamos a llevar enfrente y a los laterales.
Hacemos lo mismo con los de enfrente, los traemos del centro hacia nosotros y hacia los laterales.
Al trenzar una espiga hacia dentro y la otra hacia afuera lo que conseguimos es que en una los picos queden en un sentido y en la otra en sentido contrario.
Igual que antes, una vez toca mover a los azules y la siguiente le tocará a los blancos. Después los juntamos para dejar espacio a próximos movimientos. 
Pasaríamos a los cruces en X de los hilos azul marino inmediatamente a la izquierda (como en las otras 2 parejas, subimos el izquierdo y bajamos el derecho, respetando la X). 
Así se completa el ciclo que se repite todo el tiempo.
Para que os hagáis una idea os subo a continuación y, como es costumbre, uno de mis vídeos caseros, aunque en este caso hago más hincapié si cabe en que lo principal es que hayáis entendido la explicación y tengáis un buen esquema mental del trenzado para poder seguirlo e ir reconstruyendo espacios sin formaros un cacao.
Podéis enlazar el vídeo que incluyo en el siguiente post haciendo clic AQUI

Descifrado el entresijo, mucho ánimo a quién se decida.