Blogging tips

domingo, 15 de septiembre de 2013

BROCHE FLOR CON CONCHAS

Antes que que se nos vaya del todo el verano y pasemos a lucir adornos más otoñales, quería mostraros mi último diseño con conchas para la colección.
Esta vez el montaje ha sido una flor, rematada por detrás como broche, pero con un cordón accesorio de quita y pon para que sirva también de colgante.




Se trabaja sobre fieltro. Pegando con cola blanca. Escogemos cinco conchas pequeñas que nos gusten y combinen en tamaños y colores y las colocamos formando un círculo y dejando un poco de espacio entre ellas porque después nos tiene que caber el adorno de cordón a su alrededor. Encolamos y dejamos secar.
Después vamos trabajando con el cordón encerado decorando alrededor de las conchas, formando filas alternas en blando y marrón. Lo vamos pegando también con cola blanca de forma cuidadosa, comprimiendo con los dedos y con ayuda de un palillo para que quede bien firme. El primer cordón alrededor de la concha y los siguientes, cada uno paralelo y pegado al anterior sin dejar espacios. Ponemos tantas como nos gusten.
En medio utilicé una piedra redondeada y plana. Si no tenemos una que encaje podemos emplear un botón o algún abalorio. A su alrededor también puse cordón rematándola aunque apenas se ve en la foto porque la piedra sobresale.
La estrella central que queda alrededor de la piedra la pinté con una pintura blanca metalizada para que no se viese directamente el fieltro aunque apenas se aprecia en la foto.
Toda la pieza lleva dos capas de barniz acrílico.
Después se recorta el borde del fieltro con una tijera y se perfila bien con un cúter. 
El cordón está hecho con una trenza de los mismos cordones encerados de la flor, rematando ambos extremos sobre el propio cordón con ambos nudos corredizos para poder darle mayor o menor longitud (ver entrada previa: nudos corredizos).