Blogging tips

jueves, 25 de septiembre de 2014

PANTUFLAS MEDIEVALES EN CROCHET O PUNTO

Llega el otoño y empezamos a abrigarnos. Mi hijo me pidió que le hiciera unas pantuflas para estar por casa, a ver si así consigo que deje de ir descalzo porque le encanta (las que visualizáis los vídeos ya lo habréis visto en su estado natural). 
Después de ver varios modelos y apuntar algunos en la lista de tareas pendientes, me decidí por versionear unas que salen mucho en tableros de Pinterest y me recuerdan a las vestimentas medievales.  Fuente http://www.stranamam.ru/article/1612546 
Las de esa página están tejidas con dos agujas en punto bobo, pero yo os traigo mi propia versión en crochet y comparto el paso a paso por si os apetece repetir.



La estructura parte de una pieza de tejido que se pliega (siguiendo unos dobleces basados en la técnica del origami) y se cose, ribeteando los bordes y costuras con otro color para que queden más vistosos y añadiendo un botón, hebilla u otro aplique en el lateral.
Éste es el patrón y la guía con los pliegues. Como veis es una regla de cuadrados superpuestos para que después encajen perfectamente al doblar, lo que nos tiene que guiar a la hora de calcular nº de puntos y nº de vueltas para adaptarlo al tamaño del pie (es muy sencillo).


Más aclaraciones:

Os voy a mostrar las que hice para mi hijo, talla 36-37 con lana gruesa y ganchillo nº7 (para acabar en un periquete, las hice en una tarde de domingo).

Tejer dos piezas iguales y colocar en espejo
1- Sobre una base de 7 cadenetas tejemos 4 vueltas de puntos altos. Así consigo el 1º cuadrado cuya base y altura miden unos 6-7 cm como veis en la foto.
2- Aumentamos la pieza con 14 cadenetas para añadirle una porción que correspondería a dos cuadrados más igual que el de abajo.
3- Tejemos esta vez 5 vueltas de puntos altos (tejo 5 y no 4 porque necesito finalizar al otro lado para aumentar allí, así también queda un poco más larga y apenas se nota a la hora de doblar y encajar los cuadros).
Aumentamos 7 cadenetas al otro lado para añadirle otra porción, correspondiente al tamaño de un cuadrado.
4- Vamos a tejer otras 4 vueltas de puntos altos pero dejando sin tejer los 7 últimos del lado contrario para conseguir la forma (acordaros en la primera vuelta, tejemos sólo 21 y dejamos libres los 7 últimos). Completada la forma cerramos.
5- Tejemos otra igual que colocaremos en espejo para hacer los dobleces y dar forma a la zapatilla del pie contrario.


La forma de plegarlo es muy sencilla, ya lo mostré en papel, lo vuelvo a enseñar sobre una zapatilla hecha. Esta sería una zapatilla izquierda, con la derecha haríamos los mismos pasos en espejo:

Montaje pantuflas
El único detalle en el que hay que fijarse bien es en el talón: levantar las dos puntas como se muestra en la foto (la de la capa de arriba y la de la izquierda de la capa de abajo), plegar la parte de atrás sobre sí misma y lo que se cose son las dos mitades de ese lateral derecho que se juntan al doblarse dejando los picos hacia arriba. (Con la zapatilla contraria, los mismos pasos al revés).
OJO! Esta zapatilla que os enseño en los pliegues es otro modelo de mayor tamaño que hice. Si os fijáis está tejida sobre una base de 10 puntos ( 5 vueltas p.a, 20 aum cad a la izqda, 5 vueltas p.a., 10 aum cad a la derecha, 5 vueltas p.a. disminuyendo 10 p a la izquierda). Sale para una talla 39-40. Como veis es fácil de adaptar a diferentes medidas.

Una vez que hemos entendido cómo se monta, procedemos a cerrarla. Podemos hacerlo con aguja o con el propio ganchillo ribeteando con puntos bajos con un color accesorio. en este caso escogí un azul claro más fino y un ganchillo nº 3.
Podéis guiaros de las fotos para seguir el recorrido. Por detrás se repasa todo el talón y también los picos alrededor del tobillo (los laterales se cierran un poco para retener el pie).

Ribete ganchillo pantuflas-Creaciones Batiburrillo
Así lucía el par una vez montadas:
Pantuflas medievales-Creaciones Batiburrillo
Pero no contentos con el acabado, tuvimos que decorarlas. Nosotros quisimos hacer una hebilla, por aquello de añadir el toque medieval.
Como era domingo y había prisa por terminar, las hebillas que iban a ser sólo de adorno también las fabriqué en un periquete:


Base recortada en goma eva y cobertura de ganchillo. Listas para colocar y coser en el lateral exterior.
Ahora sí se ven bonitas:


VERSIÓN PUNTO A DOS AGUJAS:
Para las que preferís tricotar a dos agujas, la idea es la misma, habrá que calcular nº de puntos iniciales y de vueltas para ir formando los cuadrados. Un modelo base (lana más fina que la que yo he usado) lo haríamos tejiendo en punto bobo con:
1- 10 puntos, 16 vueltas
2- Aumentar 19 puntos a la izquierda y tejer otras 16 vueltas
3- Cerrar 9 puntos a la izquierda y añadir 9 puntos a la derecha.
4- Tejer otras 16 vueltas y cerrar todos los puntos.
Tejer dos iguales. Colocar y doblar en espejo y rematar con ganchillo del mismo modo que expliqué.

Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podeis seguir todas las entradas por mail, en  FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest

VER Cómo calcular número de puntos a medida
VER Video-tutorial tejiendo una pantufla para principiantes