Blogging tips

jueves, 19 de junio de 2014

BISUTERÍA RASTA CON TRAPILLO Y CROCHET

Mientras cortaba y cortaba trapillo reciclando viejos pijamas y camisetas de algodón para completar una alfombra que pronto os enseñaré, se me ocurrió aprovechar los restos de las costuras de los pantalones que inicialmente iba desechando cubriéndolos con crochet multicolor. 
Como una idea me enlaza con otra, siempre termino teniendo varias labores empezadas a la vez y las pequeñas ganan la carrera a las más laboriosas o monótonas.
Empecé por un collar y, animada con el resultado, completé el conjunto con brazalete y anillo en caracol.  ¿Que os parece para este verano?


A mi me encanta el colorido, luciendo sobre un discreto blanco:

La idea es muy sencilla. 
Partimos de tiras de tela de camiseta (ya os digo que yo aproveché los restos de la parte de las costuras que inicialmente iba a tirar) e hilo de crochet de varios colores. Yo empleé crochet nº 8 de múltiples labores, tengo de varios colores, algunos de ellos degradados porque me gusta mucho como quedan en adornos. Ganchillo dama nº4.
Vamos cubriendo con el crochet las tiras de tela (que cortaremos de diferentes longitudes para que caigan en el collar en cascada) igual que cuando os enseñaba a cubrir aros. Podéis verlo en las fotos o repasar el vídeo tutorial AQUÍ


Una vez que tenemos el nº deseado de tiras, rematamos los bordes y las unimos en ambos extremos procurando colocar las tiras planas y con el borde tejido hacia el mismo lado. Ellas solas ya tienden a enroscarse, pero también podemos incluir algún cruce al coser el lado contrario si queremos  hacer más efecto enredado.
Para tejer la pulsera, cada tira se teje sobre la anterior . Vamos cambiando de color de hilo y tejiendo del mismo modo pero al pasar el ganchillo bajo la tira de dela para enlazar la hebra, lo hacemos además enganchando cada vez un punto de la vuelta previa y así las vamos uniendo (para no tener que coserlas después). Cuando tenemos el nº deseado, rematamos los extremos.
Por último, con una pequeña tira cosida sobre sí misma en forma de espiral, hice un caracol para el anillo (a la hora de pegarlo a la base metálica, queda mejor con algo de relleno que de forma abombada al caracol, un poco de la misma tela sirve).


Los cierres están tejidos con crochet negro, punto bajo.
Para la pulsera, cada extremo se cierra con dos rectángulos que tejemos sobre una base de la misma medida que el ancho de la pulsera. Calculamos nº de vueltas suficiente para cubrir los extremos y hacemos el doble de longitud. Doblamos por la mitad, cosemos los laterales y fijamos una en cada extremo de la pulsera como una funda, cosiendo todo el borde. Completamos con botones y ojal de cadeneta.
Para el collar hice lo mismo, unas fundas a modo de capuchón para cubrir cada atadillo de cordones. En mi caso, sobre una base de 14 cadenetas, tejido en redondo (como los amigurimis) hasta alcanzar suficiente longitud y después el capuchón se va cerrando tejiendo "1 pb, 1 dism" hasta terminar los puntos. Para atar detrás del cuello, una cadeneta larga a cada lado que finaliza con dos cascabeles.