Blogging tips

lunes, 9 de junio de 2014

MUÑECO VOODOO : ANIMANDO A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Se acerca el inicio del mundial de fútbol y ya nos rodean con todo tipo de atuendos, detalles y objetos de animación en honor a nuestros campeones de "La Roja".
Como no podía faltar, en casa de artesanos, hemos contribuido con un pequeño amuleto que esperamos les de mucha, mucha suerte, que la van a necesitar.
Mi hijo hacía tiempo que me pedía le hiciera un pequeño muñeco voodoo de los que se venden por todos los puestos de los mercadillos con diferentes representaciones y lo tenía en la lista de espera pero, al fin le llegó la hora.
Los muñecos voodoo son una especie de pequeños fetiches (representaciones de personas) fabricados en diferentes materiales. Provienen de creencias religiosas africanas animistas en contacto con las cristianas de los países a los que fueron trasladados como esclavos, y están provistas de un fuerte componente mágico, que también es normal en el pensamiento de etapas infantiles. La creencia viene a decir que el muñeco estaría vinculado al espíritu de la persona a la que representa y que lo que se les haga sucederá a quién el muñeco haya sido hecho para representar.
Así que a éste le vamos a cuidar y motivar mucho para que todo les vaya estupendo...Ojalá!!!


Existen muchas versiones. La que os explico está fabricado sobre un esqueleto de alambre y una pequeña cabeza de porexpan que después vamos rodeando y cubriendo bien prieto de lana, porque así consigo más consistencia sin tener que dar tantas vueltas de lana y también unas extremidades flexibles que después puedo colocar y mantener en diferentes posturas si quiero.
La idea es la misma que ya había usado hace tiempo cuando os mostré las MUÑECAS COQUETAS
Pero también se puede hacer todo de lana, haciendo una madeja para la cabeza y para el cuerpo primero una base de 5 puntas con varias vueltas de lana y sobre ella seguir rodeando con la misma igual que sobre el alambre. Si queréis ver esta versión en vídeo, la podéis encontrar dentro de Red Facilisimo en el blog de Manetes Bones

Materiales:
-Alambre 26 a 28 cm (el mío como era muy fino lo utilicé doble)
-Esfera de porexpan de 2 cm
-Lanas de varios colores: blanca para el cuerpo y el balón, roja y azul para la equipación (en realidad la de este año es toda roja, pero bueno), negra para el pelo, ojos, zapatos y detalles del balón.
-Tijeras, aguja lanera para remates y detalles.


Esqueleto:
Comenzamos montando el esqueleto, doblando por la mitad el alambre. Después trabajamos dos partes iguales. Dejamos un cuello de 1 cm y doblamos para formar el brazo, a los 2 cm doblamos y volvemos hacia el centro. Doblamos de nuevo y formamos la pierna, a los 4 cm doblamos y giramos otra vez hacia el centro del cuerpo. Lo mismo por el otro lado. Marcamos con un pequeño pliegue los pies. 
Cuerpo:
Con la lana blanca comenzamos a cubrir la esfera haciendo una madeja bien tupida, dejando una hebra larga al principio para fijar y anudar después al cuerpo con este inicio. Cuando tengamos el tamaño deseado hacemos esa unión y con la hebra final seguimos cubriendo el cuello y el cuerpo cruzando a uno y otro lado; de este modo lo fijamos más.
Pasamos a uno de los brazos hasta el final y regresamos hasta el medio dando vueltas con la lana alrededor del esqueleto de alambre. Repetimos lo mismo con el otro brazo.
Regresamos y volteamos un poco más el cuerpo pasando a una pierna hasta el pie y de regreso al cuerpo, lo mismo por la otra pierna hasta el pie y de regreso al cuerpo. La hebra final la rematamos con una aguja lanera fijando bien. Las manos también pueden rematarse con la aguja y darles más volumen. 
Vestido y caracterización:
Para la ropa procedemos del mismo modo, rodeando el cuerpo con la lana por las diferentes partes que queremos cubrir y rematando la hebra final.
Los zapatos igual, en negro y dando un poco de volumen sobre el extremo que habíamos plegado para dar forma, y fijando bien con la aguja para que no se deshilachen. 
El pelo está cosido con pequeñas puntadas desde lo que sería la raya hacia la parte baja de la cabeza, dándole un poco de forma al peinado. El próximo será con cresta, que este nos quedó demasiado repeinado. Es cuestión de ir probando. Ojos y boca son unas puntadas. 
El balón está hecho con una  pequeña madejita y decorado con puntadas en negro imitando las costuras de los auténticos hexágonos en cuero de los más goleadores. Lo unimos a la mano con unas puntadas con la hebra que hemos dejado y flexionamos ese brazo más pegado al cuerpo sujetándolo. 
Y como remate, para poder colgar el fetiche y que nos acompañe como se merece, un pequeño colgador con gancho o un accesorio para llaveros.

¡Y AHORA, A CONQUISTAR BRASIL!