Blogging tips

domingo, 4 de agosto de 2013

KUMIHIMO CON ABALORIOS XVI: GARGANTILLA VINTAGE

Después de unos días de descanso regreso para mostraros una gargantilla que he diseñado combinando diferentes tejidos para lograr un acabado vintage.
Así aprovecho para introducir el primer trabajo con kumihimo añadiendo abalorios al tejido.

Un detalle ampliado:


En esta ocasión comencé trabajando en el disco con 4 hebras en amarillo de  un cordón fino y otras 4 de hilo de nylon transparente y resistente en el que fui enhebrando los abalorios. Como quería hacerlo multicolor, en cada hebra fui metiendo bolitas de un color diferente (se puede hacer todo tipo de combinaciones y también emplear mayor número de hebras para hacerlo más grueso o para cubrir más todo de abalorios). No hace falta enhebrar muchas porque se pueden ir añadiendo a medida que se gastan y vemos cuántas necesitamos.
Como siempre que son pares, lo que hice fue hacer 2 hebras de cordón y 2 de hilo, de doble tamaño al deseado, doblarlas en un bucle, atarlas con un hilo fuerte y después con una pinza, e introducir el bucle bien sujeto en el hueco del disco, así tenemos las 4 de cada.
Disponiendo después los hilos tal que así:


En parejas enfrentadas, arriba y abajo los 2 cordones amarillos y a ambos lados los 2 hilos con los abalorios enhebrados.
Después se comienzan a cruzar con el tejido básico del kumihimo redondo que ya he explicado varias veces en otras entradas. Trabajamos con parejas enfrentadas. El hilo izquierdo sube y el derecho baja, giramos el disco para ir a la pareja de la izquierda y repetimos lo mismo, el izquierdo sube y el derecho baja, giramos de nuevo,...todo el tiempo.
Al inicio hacemos varios movimientos solo con los hilos y después de un trocito con cada movimiento del hilo de nylon hacemos pasar también algunos abalorios. El nº de abalorios que pasan va a depender de su tamaño. En mi caso como eran muy pequeños pasé de 3 en 3, siempre con cuidado de dejarlos colocados por fuera del cordón a medida que lo vamos haciendo porque el último tiene la tendencia a meterse en medio (si fuesen grandes quizás sólo pudiésemos pasar uno de cada vez, tenemos que ir mirando cómo nos queda, para que sea proporcional al grosor y al hueco).
Lo demás es todo igual, solo que más laborioso.

Cuando conseguí el tamaño necesario terminé con otro poquito sin abalorios y rematé la parte de hilo de nylon.
Continué después la cadena de la gargantilla solo con los cordones, ya fuera del disco, haciendo una trenza. La parte final del lado contrario, la combiné con una cinta doble transparente en el mismo tono, rematada en ambos extremos con dos lazadas para conseguir el aire retro.
Como cierre, aproveché el bucle inicial que va tapado con el lazo, haciendo un ganchito como los de corsetería para anclarlo al mismo. Como lo quería en amarillo lo fabriqué con alambre de bisutería y unas tenacillas. No tiene misterio.


 Espero que os guste.