Blogging tips

sábado, 22 de febrero de 2014

KUMIHIMO XXVIII: CORDÓN TEJIDO DE CESTO, MUESTRAS 8 HILOS

Hemos hecho muchos cordones con el más conocido de los tejidos del kumihimo redondo, los cruces de hilos por parejas enfrentadas girando el disco en redondo, pero hoy os traigo un collar de dibujo romboidal conseguido con otra versión de trenzado, la que se hace igual que si estuviéramos tejiendo un cesto. 
Os explico el paso a paso con fotos, numeración y vídeo de estos cordones trenzados con solo 8 hilos. Una vez que entendemos cómo va ya no hace falta seguir la pauta de movimientos de ese modo tan rígido (luego os cuento) y se puede extrapolar al nº de parejas de hilos que queramos.
Para hacer este cordón empleé cola de ratón, 6 hebras en negro, 1 en blanco y 1 en azul celeste (de unos 50 cm). La colocación inicial para conseguir este dibujo romboidal es cómo veis en la foto.
El colgante es un botón antiguo con formas de flor que engrané con alambre de aluminio.
Podemos hacer múltiples combinaciones de colores y colocación de los mismos para obtener diferentes dibujos. El tutorial que os muestro con los movimientos está hecho con otra disposición de colores y con hilos de crochet, consiguiendo como un cordón bien distinto. 

Partimos de una disposición inicial de los hilos en: 
31 y 1 // 7 y 9 // 15 y 17 // 23 y 25
1º movimiento: 31 a 6 y 15 a 22
2º movimiento: 23 a 31 y 7 a 15
3º movimiento: 1 a 26 y 17 a 10
4º movimiento: 25 a 17 y 9 a 1
5º movimiento: recolocar 22 a 23 y 26 a 25 // 10 a 9 y 6 a 7
Se repite todo el tiempo la misma secuencia.
A continuación os dejo un vídeo para que lo veáis más clarito (al principio tiene un error, donde digo 26 en la disposición inicial tendría que decir 25, cosas del directo...)


Yo insisto en que practiquemos con ambas manos porque así evitamos forzar la muñeca dominante y nos ahorramos alguna que otra tendinitis...y nunca está de más pedirle al cerebro que trabaje un poquito las conexiones.
Si os fijáis a  medida que avanza el tejido, en realidad lo que estamos haciendo es lo siguiente: si numerásemos los hilos desde el primero de la pareja de arriba 1,2,3,4,5,6,7,8 y como en un reloj, el movimiento consiste primero en cruzar los impares por encima de los pares en el mismo sentido de las agujas del reloj y una vez terminada la ronda, coger los pares y cruzarlos por encima de los impares que hemos movido antes pero en el sentido contrario a las agujas del reloj. De este modo se van moviendo y cruzando todos y formando el tejido en cesta, y podemos extrapolarlo al nº de parejas de hilos que queramos para hacer cordones más gruesos. 
Este tipo de cordón, al ser hueco, es de los que permite tejer con relleno.