Blogging tips

jueves, 3 de octubre de 2013

PINS MINI-BOOK

Y como no se  me podían olvidar los chicos del equipo, ellos también tuvieron su detalle personalizado.
Para la ocasión ideé unos minilibritos de notas que después rotulé en dorado con el nombre de cada destinatario.


Por el tamaño del broche-pin os podéis hacer  una idea de las dimensiones de los libritos.
A falta de guillotina, las hojas están recortadas en pequeños montoncitos con un cúter. Colocados los bloques del tamaño que quería, pegué el lateral con pistola de silicona  y, manteniendo las hojas bien apretadas (para que la tinta no penetre), pinté los bordes con pintura acrílica azul para darles el efecto acabado de los libros.
El forro es de papel fieltro que podemos encontrar en varios colores.
El detalle del lápiz le da el toque definitivo de autenticidad. Cortamos a la mitad un palillo de los redondos, lo pintamos con pintura acrílica dejando libre la parte que se afila y después rematamos pintándole también la punta final. Acabado auténtico, dan ganas de ponerse a escribir...
Los lápices van sujetos con un cordón enroscado al extremo y encolado, que hace las veces de marca- páginas saliendo de la parte central de arriba. Para ello, el inicio del cordón se pega en medio de las páginas y el forro.