Blogging tips

domingo, 19 de abril de 2015

LLAVERO-COLGADOR CON BORDADOS Y ABALORIOS

Aunque el calor se resiste a permanecer de forma estable esta primavera, los días van pasando, trasteamos por los armarios, reencontrando prendas y accesorios que llaman a verano y apetece renovar con algún toque de color.
Por aquí iremos aportando ideas, como siempre. 
La de hoy es otro colgador para bolso, que también sirve como llavero y puede ser un bonito detalle para regalo, personalizando el bordado.
Comencé por los cuadrados bordados que son una especie de pequeños cojincillos.
Como de costumbre, aproveché unos restos de tela de una falda que había cortado, de esos que siempre guardo por si...
Se cortan en rectángulo, se doblan del revés, cosemos por el borde y antes de terminar dejamos un pequeño hueco para dar la vuelta del derecho. Rellenamos con fibra y terminamos de cerrar.
Resulta más cómodo bordar sobre la tela estirada que ya una vez formado el cojín.
Los bordados que hice son muy sencillos, estilo libre, lo que se me iba ocurriendo en cada uno, para que fueran diferentes por delante y por detrás, sólo pretendía dar un poco de gracia y color, no hace falta ser expertas bordadoras. 
Si queréis repasar conmigo las puntadas básicas lo podéis hacer en ESTE VÍDEO que publiqué hace un tiempo. A ver si me animo con más.





































Por el lado del derecho el reborde también va rematado con un festón, que tampoco está hecho de manera milimetrada (lo aviso de antemano para las perfeccionistas), pues no es lo que se pretende. Me parece que así queda mucho más simpático para la finalidad que tiene y el cascabel lo confirma, je, je!.
Después rebusco entre hilos, cordones y abalorios hasta que decido un poco la composición final (por el camino realizo pruebas hasta que me convence visualmente).
Unas esferas de ganchillo que ya me habéis visto hacer muchas veces en bisutería, aunque esta vez no van recubriendo abalorios sino que son blanditas, rellenas de fibra igual que los cojines.

Con hilo de crochet nº 8, ganchillo de 1,5 mm
1v- anillo de 6p (dejar una hebra larga al inicio que va a servir después para enhebrar abalorios y unir al adorno bordado)
2v- 6 aum (12p)
3v- 1 p, 1 aum (18p)
4 a 7v- 1 p en cada p (18p)
8v- 1 p, 1 dism (12p)
9v- 6 dism (6p) rellenar 
Cerrar y continuar con cadenetas, en cada esfera de una longitud diferente para que nos queden a tres alturas.
Con ayuda de una aguja ensartamos varios abalorios alternados y cosemos cada una a uno de los motivos bordados.
Conseguimos una arandela metálica para llavero o una como ésta que veis. A mi me gusta más, porque es más fácil de abrir y cerrar para cambiar de sitio el colgador. En realidad se venden como material de papelería como anillas sujeta hojas.
Para complementar podemos añadir cintas o algún cordón bonito que atamos con un NUDO CORREDIZO o hacer unas  BORLAS con hilos de colores.
modelo sencillo llavero
Y podemos elegir entre el modelo sencillo o el combinado.




























Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest
Os espero!!