Blogging tips

martes, 16 de diciembre de 2014

BUFANDA MODELO BAKTUS

Llega el frío y el tiempo de bufandas, accesorio que me encanta combinar y siempre apetece tejer porque las versiones son infinitas y, sobre todo, porque en poco tiempo vas viendo tu obra terminada y es un gusto. 
Esta vez el afortunado ha sido mi hijo, que se ha llevado un nuevo cuello calentito pero con una forma diferente a los que ya tenía, un tejido triangular tipo pañuelo que enrollaremos al cuello, cruzando atrás y anudando al final los picos en la parte de delante.

































El patrón original es de la autora Strikkelise y lo podéis revisar AQUÍ, o en Ravelry en español por Ana Contreras, es gratuito y permite su uso no comercial respetando derechos de autor de Norway needles.
Está tejida en punto bobo, con lana multicolor de textura aterciopelada (pero cuanto más liviana escojáis la lana mejor, porque más caída tendrá).
(La versión en punto liso, una vuelta del derecho-otra del revés se conoce como Karius. Baktus y Karius son dos personajes de un cuento infantil noruego).
La idea es sencilla, un tejido triangular alargado que se consigue comenzando a tejer por una de las puntas y haciendo aumentos de forma periódica pero sólo por uno de los laterales del tejido, manteniendo el otro sin cambios. 
Os explico cómo la he hecho y algunas dudas que puedan surgir.
Se comienza montando 4 puntos en la aguja. 
Como veis mi bufanda lleva unos cordones para atar, podéis hacer al principio varias vueltas con los 4 puntos sin aumentar para prolongar el pico. Yo lo que hice fue añadir al final unas ampliaciones más largas de ganchillo para que mi hijo la pudiera atar fácilmente  (con esta lana de pelo no se nota el cambio de tejido).
En realidad no son necesarios si la bufanda es suficientemente larga, va a depender de cuánta lana dispongáis. También quedan bonitas unas borlas o unos pompones.
El modelo base se trabaja por tandas de 4 vueltas pero esta periodicidad la podemos cambiar a gusto para conseguir formas más anchas o más estrechas, aumentando más rápido o más lentamente. 
En la 1ª vuelta tejemos 1 punto, hacemos 1 aumento con una lazada y seguimos tejiendo el resto normal, todos del derecho. Las vueltas 2, 3 y 4 se continúan sin cambios, todos los puntos del derecho.
Repetimos siempre igual hasta llegar a la mitad. ¿Dónde está la mitad? Si tenemos lana suficiente la decidimos a gusto y la hacemos bien larga porque quedan fenomenal. Si contamos con una sola madeja o restos, como era mi caso que sólo quería hacer una especie de cuello, la tenemos que pesar al principio y a lo largo del proceso (tejer al lado de la pesa de cocina, tiene tela!!) y estar atentos para cambiar cuando lleguemos a la mitad de las reservas de lana.
Al llegar al pico comenzamos el descenso. El mecanismo es el mismo pero donde antes hacíamos un aumento ahora haremos una disminución.
En la 1ª vuelta tejemos 1 punto, hacemos 1 disminución tejiendo dos puntos juntos y seguimos tejiendo el resto normal, todos del derecho. Las vueltas 2, 3 y 4 se continúan sin cambios, todos los puntos del derecho.
Repetimos siempre igual y, si lo hemos hecho bien nos tienen que quedar dos partes iguales formando el triángulo que buscábamos. Y si no es así pues tampoco pasa nada pues estaríamos haciendo un modelo desigual de lo más inspirador (ya veréis otra más artística que tengo preparada, porque una idea lleva a otra y ...).                                                                                                        
Bufanda modelo Baktus-Creaciones Batiburrillo
















Una vez terminada y expuesta, ya está de trotamundos cumpliendo su misión.
Bufanda modelo Baktus- Creaciones Batiburrillo






























Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest.
Os espero!!