Blogging tips

miércoles, 3 de diciembre de 2014

BUFANDA DE TEJIDO TUBULAR Y BROCHE

Aunque este otoño el frío se ha hecho esperar, ya lo tenemos entre nosotros y empezamos a lucir con agrado prendas de abrigo como las múltiples y combinables bufandas. Yo, al menos, tengo un montón y parece que se siguen reproduciendo...
Pero la que os enseño hoy no ha sido tejida para mí sino para una buena amiga. Por la foto con la modelo del final veréis que la tejí hace tiempo y cuando recibió el regalo aún teníamos calorcito, pero seguro que ahora ya la está poniendo con más ropa. Je, je!!
Ella conservaba con mucho cariño una bufanda que le habían tejido a mano hace años, lisa y suave. Le apetecía tener una similar en otro color y escogió para la ocasión un rojo. 
La quería lisa y roja, luego ya me encargué yo de añadir algún complemento para romper la monotonía. Y se quedó encantada.


Está tejida a punto de dos agujas de 2 1/2 y lana acrílica Temple.
El punto de la bufanda es conocido como PUNTO TUBULAR y también lo he visto referido como falso punto inglés. 
Se montan un nº doble de puntos que sea par ya que se tejen alternos y el tejido se va a estrechar. 
El tejido se realiza alternando un punto del revés que se pasa sin tejer y un punto del derecho que se teje. Se repite siempre la misma secuencia hasta el final. En la vuelta siguiente lo mismo, pero comprobamos que iremos tejiendo del derecho los que antes pasamos sin tejer y dejando ahora sin tejer pasando la hebra del revés a los de en medio, o sea, los que anteriormente tejimos. 
Al ir soltando puntos avanzamos menos que si los tejiésemos todos pero no vale desesperarse porque el resultado lo merece, ya veréis. Se va formando un tejido doble y hueco, que queda igual por ambos lados. 
La bufanda resulta mucho más abrigada y esponjosa. 
Además este punto nos va a ser útil cuando queramos tejer de una sola vez un bolsillo, una funda para gafas o móvil por ejemplo o un cordón si lo hacemos fino.
Os dejo un vídeo demostrativo para que lo entendáis mejor.

Una vez terminada pensé en darle algún toque personal y no pude resistirme a poner un remate de ganchillo. Como veis es muy sencillo, sólo quería aportar algo gracioso que ondease al final.
Os dejo la foto donde podéis ver de cerca cómo quedan ambos tejidos y también el esquema. Perdón por los tachones de mis apuntes rápidos pero creo que con las aclaraciones se entiende.















Y por último, el complemento para un anudado especial o para usar como brazalete si le apetece.




























El cierre de la bufanda está realizado con 6 arandelas plásticas recubiertas a puntos bajos de crochet, como ya me habéis visto emplear en muchas otras ocasiones (si no sabéis cómo, podéis aprender enlazando AQUÍ). Dejamos la hebra final larga sin rematar y los unimos con aguja entre sí formando una pulsera. 

Como broche, un botón. Aunque en este caso el ojal que puse no está hecho para el botón en sí sino para un corchete que cosí debajo de modo que queda escondido. 
Este tipo de botones también es muy fácil de hacer y muy versátil para usar en complementos textiles. Yo ya os los había enseñado combinando diferentes colores en un PASADOR DE PELO que compartí hace tiempo.
Si aún no habéis tenido ocasión de practicar cómo se hacen os invito con el siguiente vídeo.

Ahora sólo queda abrigarse un poco más y salir a pasear. 
Espero que la estés disfrutando mucho. Un abrazo!!

Como siempre os recuerdo que si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest.
Os espero!!