Blogging tips

viernes, 6 de diciembre de 2013

COLGANTE NAVIDEÑO EN ESPEJO

Decidida a seguir con los adornos para el árbol navideño de este año en tonos rojos, se me ocurrió seguir con unos "colgantes espejo".


La idea es la misma que me había inventado este verano para el colgante del "collar popurri" que podéis ver en este ENLACE aunque para el árbol los hice más grandes.
Necesitamos:
- Varias tapas de latas de conserva grande para poder recortar en círculo solo la parte central (la parte lisa central o un poco más, como se ve hace un relieve) 
- Lana gruesa o cuerda de color. Yo empleé un cordel fino de poliéster con brillo.
- Ganchillo y aguja de lana para rematar.

Para cada colgante tejemos dos anillos mágicos gigantes, para rodearlo por delante y por detrás. Digo gigantes porque tenemos que hacer un buen aro de hilo inicial (lo colocamos doble sobre la lata para que no nos falte) y el nº de puntos para cubrir toda la circunferencia lo comprobamos a medida que lo hacemos (estos llevan 36). Para ver cómo hacer un anillo mágico clic
Uno de los anillos en lugar de rematarlo lo continuamos con una cadeneta que servirá de colgador, le dejamos una hebra larga con la que la unimos a la base y seguimos cosiendo ambas piezas .



Colocamos los dos anillos superpuestos con la cara bonita hacia afuera y los vamos uniendo por el borde con una aguja lanera (procuramos que las puntadas cojan solo la hebra de fuera de la cadeneta del borde de cada aro, así se forma un remate más bonito).
Si queréis podéis incluir algún adorno interior.
Y aquí se ve luciendo en el árbol (que ya tenía ganas de salir de su caja) junto a las bolas hechas con papel reciclado que os enseñé hace unos días en este otro post
Espero que os animéis a hacer vuestras versiones.