Blogging tips

viernes, 5 de agosto de 2016

SALVAMANTELES DE PLÁSTICO RECICLADO

Ya conocéis mi afición por combinar y derretir tapones de plástico y las ideas tan divertidas que van saliendo (ver AQUÍ ).
Esta vez probamos con un montaje de mayor extensión, toda la bandeja del horno, piezas bien fusionadas que terminan conformando un colorido salvamanteles.




























¿Qué os parece?
Lo veo también decorando la pared de un dormitorio infantil. Sorprende a todos y nadie adivina su origen sin algunas pistas.
Juntamos pacientemente todos los tapones plásticos de envases que vayamos gastando (vale pedir ayuda al entorno, no cuesta nada). Yo desde hace tiempo los voy juntando para causas solidarias pero algunos, los separo para cultivar mi lado artístico.
En las imágenes podéis ver el proceso:
1- Bandeja de horno cubierta con papel de horno (el plástico funde y no se pega nada). Primera capa de tapones azules con la apertura hacia arriba. Cubriendo toda la superficie y asegurando que contactan entre ellos, en total 10 x 7.
2 y 3 - Segunda capa de tapones de un tamaño un poco inferior, dentro de los azules, también con la apertura hacia arriba y disponiendo los diferentes colores en figuras.
4 - Tercera capa todos blancos, más pequeños, dentro de los anteriores y con la apertura hacia abajo.
Nota- Asegurar que siguen contactando todos. Se pueden agregar piezas pequeñas en los huecos intermedios o piedras que después se fusionarán con el plástico.




























5 - Horno a 190º unos 20 min. El tiempo es muy variable dependiendo de los plásticos, no todos funden a la vez. Debemos estar vigilando para comprobar el proceso. Si se hacen burbujas se pueden pinchar. Cuanto más se fusione menos riesgo de que se despeguen las piezas.
Como veis, los tapones blancos dejan entrever en medio el color de fondo.
6 - Al final apagar el horno y dejar enfriar un poco dentro.
7 - Después sacar del horno, colocar sobre una superficie plana manteniendo el papel de horno por debajo, colocar otro papel de horno por encima, sobreponer la bandeja (u otra superficie plana) y colocar un peso durante un tiempo mientras se enfría.
**Con ésto evitamos que se abombe la superficie al enfriarse (es su evolución natural)**.
Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +TwitterYouTube y/o Pinterest
Os espero!!