Blogging tips

jueves, 15 de enero de 2015

BUFANDA SERPENTEADA CON PASADOR FLOR

Después de tejer la bufanda  modelo Baktus para mi hijo, me quedé con ganas de más y surgió esta otra que tejí con restos de lanas de la  chaqueta que os enseño en la siguiente entrada.




























Llama la atención pero se hace en un periquete, con una lana gruesa que os guste. Yo empleé una lana nórdica y agujas del nº 8. Queda muy bien con lanas multicolor que van cambiando a lo largo del tejido.
Como está tejida a punto bobo, en cuanto entendáis la idea de los picos, todo rodado. 
Como podéis ver, es un modelo asimétrico, que se va ensanchando, con una punta fina y otra de mayores dimensiones (también la podéis hacer triangular como la Baktus, comenzado a decrecer al llegar a la mitad).
Se comienza a tejer por el extremo fino, montando tan sólo 4 puntos.
Se trabaja en bloques de 8 vueltas.
En las vueltas impares 1-3-5-7 hacemos 1 aumento después del primer punto y seguimos tejiendo los demás normal.
En las vueltas pares 2-4-6 se teje un punto sobre cada punto, pero al llegar a la vuelta 8 se menguan los 3 primeros y se siguen tejiendo los restantes. Así damos forma al pico.
Repetiremos siempre la misma secuencia.
Como en cada bloque de 8 vueltas se aumentan 4 en total y sólo se disminuyen 3, el tejido va ensanchando 1 punto y es lo que permite ir creciendo.
Esta pauta se puede variar para crecer más aprisa y conseguir modelos más anchos o más despacio si queremos un foulard más largo. 
Se nos va formando un tejido así, con un lateral curvado en el que se marcan los aumentos progresivos, y el otro con los picos.
A medida que avanzamos, si la colocamos plana, se va acaracolando.

Paramos cuando obtengamos la longitud deseada.
En mi caso, como era de un solo tono, le quise poner un poco de alegría. Aprovechando más lanas en combinación con la chaqueta opté por hacer un remate de ganchillo a punto bajo todo alrededor cambiando de color.
Y como toque final, ya conocéis mi gusto por los pasadores, así que no podía quedarse sin el suyo.
La flor está tejida sobre una base circular de plástico fino (una pulsera infantil que podéis encontrar en bazares en bolsitas múltiples). Una primera vuelta de puntos bajos cubriendo el aro bien juntos como hacemos siempre (esta vez escogí dos colores). Sobre ellos una segunda vuelta formada por unos sencillos pétalos "1 punto bajo, 3 puntos altos tejidos juntos, 1 punto bajo" .
Como veis tiene dos alfileres intercambiables. En otra ocasión ya expliqué cómo había hecho uno pero hoy doy otra idea. Ambos están hechos sobre un palillo de madera, de brocheta, que cortamos a medida. El adorno-tope del verde es un abalorio que tenía un agujero suficientemente grande para encajar y va pegado con cola blanca. Pero el marrón es un abalorio fabricado con papel (igual que explicaba en cómo fabricar cuentas con tela). Cortamos unas tiras de papel que enrollamos y vamos pegando con cola blanca (al principio más ancha y al final más fina si queremos dar forma). Lo dejamos secar y ya tenemos nuestro abalorio al que también se pueden enrollar hilos con cuentas pequeñas o pegar cualquier otro adorno.
Después se cubre todo con pintura acrílica. Al menos dos capas. En el marrón empleé varios colores haciendo manchas y brillos.
Es preferible no cortar el palillo hasta el final para poder usar ese extremo como sostén durante el secado.
Por último, látex diluido para fijar y dar brillo.

Y como veis, al final nadie diría de qué está hecha cada una, y rematar una bufanda con un broche le da un toque muy personal.
Bufanda serpenteada con pasador flor-Creaciones Batiburrillo
Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest.
Os espero!!