Blogging tips

miércoles, 12 de marzo de 2014

PASTILLERO ESPIRAL CROCHET

Jugando con crochet de colores empecé tejiendo una pequeña espiral porque siempre me habían llamado la atención pero aún no había probado a hacerlas. 
Y una vez que la terminé pensé qué podría hacer con ella para no dejarla en un cajón como una simple muestra. 
Pronto me vino la ocurrencia. Revisé el tamaño y busqué una base de plástico adecuada que me sirviera de estructura, en este caso 2 tapones de botella de leche (de las de 1,5l). Después hice otra espiral hermanita de distinto color para darle más gracia, completé la figura en forma cilíndrica adaptada al soporte reciclado...y aquí tenemos un pequeño pastillero.

Está realizado con crochet nº 8 y ganchillo de 1,5 mm. Y ahora os cuento cómo.


La ESPIRAL se teje por tramos, con los tres colores a la vez, de forma que unos vas montando sobre otros a medida que crece la estructura.
1 vuelta- Comenzamos haciendo un anillo mágico de un color; por ej el blanco. Tejemos 1 p bajo, 1 p medio alto y 2 p altos. Dejamos la hebra en espera y cambiamos de color añadiendo el 2º, en mi caso rojo, y repetimos 1 p bajo, 1 p medio alto y 1 p alto. De nuevo dejamos el rojo en espera y añadimos el 3º color; en mi caso el azul. Repetimos 1 p bajo, 1 p medio alto y 2 p altos.
Se puede hacer solo con 2 colores o introducir más; la idea es la misma.
2 vuelta- Retomamos el blanco y comenzamos a tejer sobre el rojo, 2 puntos sobre cada punto de la vuelta previa (total 8), soltamos la hebra y cogemos la del hilo rojo, repetimos lo mismo tejiendo el rojo sobre el azul, completamos 8, soltamos la hebra y pasamos al azul que tejemos sobre el blanco.
3 vuelta- Retomamos el blanco y volvemos a tejer 2 puntos sobre cada punto rojo de la vuelta anterior (total 16), soltamos, hacemos lo mismo con el rojo sobre el azul y después con el azul sobre el blanco.
Podemos seguir así hasta obtener el tamaño deseado. En mi caso ya lo tenía y lo que hice fue rematar las terminaciones en descendente para lograr una forma más redondeada con 1 punto medio alto, 1 punto bajo y 1 p raso con cada uno de los colores.
El CILINDRO lo continué cambiando de color a verde y cogiendo en la primera vuelta solo la hebra interior de cada punto para dejar marcado un borde exterior sobresaliente. En la primera vuelta enlacé todos los puntos de la espiral (16x3=48) pero en la segunda mengüé 6 repartidos a lo largo de la circunferencia para ajustar más el tejido al plástico (42). Después ya continué tejiendo en circular a puntos bajos (6 vueltas para cubrir cada tapón).
Se hacen dos piezas iguales y se sellan por detrás con el propio ganchillo o con aguja.
Les pegué por dentro en ambas bases una circunferencia de fieltro que va por un lado unida a la espiral de ganchillo y por otro pegada al plástico (con silicona líquida).
Como cierre continué una de las piezas con una pequeña solapa con disminuciones progresivas en triángulo para después coser un broche pero supongo que una cremallerita hubiera quedado mucho mejor. A falta de cremallera acorde en ese momento y con ganas de rematar la faena, para sellar mejor el cierre lo que hice fue pegar al borde interno del tapón que hace de base un cartón enrollado en cilindro que ajusta y hace de tope perfecto al cerrar.  
Por falta de recursos no será...