Blogging tips

jueves, 23 de marzo de 2017

ESTUCHES MILKA

Llevaba tiempo con ganas de probar éste tutorial que encontré en Sewbeedoo para confeccionar simpáticos estuches con envoltorios de tabletas de chocolate.
Escogimos esta conocida marca porque nos gusta, pero vale cualquier envoltorio del mismo tipo de material plastificado resistente.
Resultan un tanto laboriosos pero el resultado es gratificante. Los podemos coser a máquina o a mano.
Materiales:
- Envoltorios de material plastificado, en este caso de tabletas de chocolate (medidas aprox 21 x 19cm). Limpios y extendidos.
- Forro plástico autoadhesivo. Cinta adhesiva de doble cara (opcional).
- Cremallera
- Tela para interior y un trocito de cinta
- Hilo, aguja, tijeras, máquina de coser
Hice dos versiones.
- Una con un solo envoltorio imitando la forma de tableta original. Para ello se pegan o cosen entre sí los dos bordes de la zona de apertura del envoltorio  (la cinta adhesiva de doble cara ayuda) y se corta por la parte de los ingredientes.
- Y otra con dos envoltorios de sabores diferentes, empleando sólo las partes bonita dibujada y uniéndolas entre sí por la mitad. (ver fotos arriba).
Con el modelo elegido componemos una pieza de 21 x 19 cm aprox. y la cubrimos con el forro autoadhesivo, dejando los bordes amplios que se pegan hacia dentro. Esta es una faena bastante laboriosa para que no queden burbujas. Una superficie plana como el canto de una regla nos sirve de alisadora.
El siguiente paso será coser por el interior el forro de tela, a máquina o a mano, con un zig-zag todo alrededor. Una vez más, fijar la tela con un poco de cinta adhesiva de doble cara facilita la tarea. 
Después pasamos a coser la cremallera, no desesperéis que pasito a pasito se puede. Una la hice a máquina y otra a mano, siguiendo los mismos pasos de las fotos. Las puntadas a mano no serán tan rectas pero quedan divertidas. 
Cada parte de la cremallera (con prensatelas adecuado) primero una costura por el revés y después, doblamos el plástico y hacemos otra costura a la vista por el derecho (cuantas más capas más se complica el cosido y pondremos a prueba el poderío de nuestra máquina). 
En el lateral un pequeño trozo de cinta como colgador, que también ayuda a rematar la esquina.
El último paso será coser ambos lados del estuche por el revés y voltear para ver el resultado.
¿Quién se anima?
¿Probamos con un formato mayor uniendo varios y hacemos un neceser?
Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +TwitterYouTube y/o Pinterest
Os espero!!