Blogging tips

sábado, 7 de mayo de 2016

CORAZÓN DE PLÁSTICO RECICLADO

¿Os acordáis de la variedad de diseños que compartí hace tiempo reciclando tapones de plástico? Había broches, colgantes y botones. Podéis volver a verlos y repasar el proceso AQUÍ
Partiendo de la misma idea de reciclaje, esta vez opté por darle forma. Es sólo un primer ensayo a perfeccionar pero no ha estado mal.





































Algunos consejos, de fondo es mejor el papel de horno que despega sólo (el de plata cuesta desprenderlo).
Molde: Podéis usar un molde metálico comprado o fabricarlo. El mío está hecho recortando del cilindro de una lata de refresco una tira de aproximadamente 1 cm de grosor sin partir. Después, a este molde circular le dí forma de corazón pegándolo con las manos. Así aunque os quede algún resto de plástico pegado, no importa.
Coloqué 3 tapones rojos pequeños que cabían justo y en el centro y los huecos, algunos hama beads de colores (podéis poner otros tapones más pequeños, recortes de plásticos o piedras, ...).
Una vez completo, a hornear a unos 180-200º y vamos vigilando pues el tiempo depende de la consistencia de los plásticos. En pocos minutos vamos viendo cómo se derriten y la pieza se fusiona todo en uno. 
Podemos aprovechar para hacer un agujero con un objeto punzante metálico antes de sacar del horno. 
Antes de que se enfríe del todo lo retiramos del molde (la próxima vez lo forraré también con papel de horno y me evito trabajos extra). 
Una vez fuera podéis recortar y limar los bordes si queda algún pico. 
Si buscáis otras ideas con plástico que he compartido, click AQUÍ
Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest
Os espero!!