Blogging tips

domingo, 29 de noviembre de 2015

COLGANTE ONDAS DE COLOR

Este domingo traigo un acabado diferente para un clásico del blog, los colgantes sobre fondos de lata de refresco, soporte que descubrí hace tiempo y con el que me encanta repetir. 





























Es sólo una idea, para que dejéis volar la imaginación.
El tejido es muy fino, con hilo de crochet nº 12 y ganchillo de 1 mm.
La base del colgante, como ya os he dicho, son dos fondos de lata de refresco bien recortados al ras (de modo que no dejamos nada de borde cortante sobresaliendo), colocados uno frente a otro por las partes cóncavas y adheridos por el borde con silicona (u otro pegamento fuerte). Una vez seca quitamos los restos que salen con una cuchilla afilada. 
























El año pasado compartí otro cubierto con dos pequeños grannys redondos (el esquema lo tenéis aquí). Esta vez el tejido es libre, sobre un anillo de cadenetas, fui tejiendo vueltas de puntos bajos (con aumentos periódicos para ampliar la forma), alternando arcos de cadenetas para intercalar aleatoriamente las ondas de distintos tamaños. 
Combinando colores y calculando sobre la propia base para ajustar a la misma (esta vez no fui tomando nota, no puedo reproducir el esquema, solo las fotos). 
Al llegar al borde continué el tejido con la parte de atrás disminuyendo progresivamente. Las últimas vueltas las hice cerradas (como un marquito) y tejidas ya con la lata dentro. 
Si no tenéis aún destreza, podéis hacerlo en dos partes y unirlas por el borde. 
Queda fenomenal con la lata vista, porque por dentro tienen un acabado pulido estupendo y al verlo nadie sabe lo qué es.
Pero en esta 2ª parte quise añadir un toque de pintura como en el colgante indio (otro día probaré con un decoupage). Y como el tema iba de ondas, saqué las pinturas en relieve, fui colocando gotas gruesas de diferentes colores rellenando en medio un área circular y permitiendo que se mezclaran entre ellas sin intervenir demasiado. 
El resultado es una imagen marmolada como una amapola que ocupa sólo la parte central para no recargar demasiado, permitiendo ver los márgenes de lata y el marco de ganchillo. 



























Para finalizar, arandela, cadena y cierre metálicos.
Y ya tengo otro dos en uno intercambiable. 
¿Que lado os gusta más?
Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest
Os espero!!