Blogging tips

miércoles, 11 de noviembre de 2015

BISUTERÍA CON TAPONES PLÁSTICOS Y ALGO MÁS

Experimentando una vez más con plástico, color, calor y algo más...
El que no arriesga no crea. 
Hice un primer ensayo para comprobar cómo quedaría. Tras unos minutos de intriga, me encantó y rápidamente seguí componiendo nuevas piezas.
Y ésto es sólo un anticipo porque a la vista del resultado, será una herramienta que emplearé para crear formas combinables con otros materiales en futuras composiciones.  
Empezamos con unos BROCHES GALÁCTICOS, para solapas, hebillas y pasadores bien originales:                                                     





































¿Ya sabéis de qué están hechos?
Tapones de plástico.
Sí, la base fundamental son tapones de diferentes tamaños y colores contrastados, encajados unos dentro de otros. 
Completamos la figura incluyendo piedras, conchas, abalorios, botones, trozos de plástico de formas diferentes, ...
Este fue el primer ensayo con 4 tapones como veis en la foto: blanco, negro, azul y rojo. En el centro una piedra y alrededor de ella unos abalorios pequeños. Veis las fotos de diferentes momentos y el resultado. Rápidamente me puse a preparar más:













Sobre la bandeja y papel de horno. Los introducimos en el horno caliente, a unos 150º, el tiempo varía porque unos plásticos funden antes que otros. Tendremos que estar atentas porque es bastante rápido. Vamos vigilando el proceso y retirando en cuanto estén listos. Mejor enfriar despacio para evitar que se ondulen al sacarlas del horno por un cambio brusco de temperatura.
Aseguraros de airear el espacio, aunque si no se queman, como es un proceso rápido, no desprende muchos olores. 
Los plásticos se funden, los colores se fusionan, las piezas se aplanan y las incrustaciones quedan incluidas en ellas.
Ninguna forma va a ser igual que otra y eso las hace únicas.
Si queremos hacer colgantes para collares o llaveros, las piezas se pueden agujerear con facilidad cuando aún están calientes y el plástico es moldeable, en la misma bandeja del horno, con ayuda de un objeto punzante ahuecando. 
Aquí os enseño algunas muestras de COLGANTES que no pasarán desapercibidos:













Y otras de BOTONES decorativos, aprovechando botoncillos metálicos sobr un tapón blanco dentro de uno rojo.
Para que queden bien bonitos, ya en frío podemos decorarlos aún más añadiendo motivos pintados con rotuladores permanentes.
Después barnizar con esmalte o látex/cola blanca diluidos (que sirven igual), dos capas.
Y los colocamos sobre los correspondientes soportes metálicos, dependiendo del uso que vayamos a darles.
Espero que ya estéis guardando tapones y preparando vuestros montajes para probar.
Si buscáis otras ideas con plástico que he compartido, click AQUÍ
Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest
Os espero!!