Blogging tips

jueves, 20 de agosto de 2015

FALDA CON APLIQUES: "RESTANDO AUSTERIDAD"

Otra ronda de apliques divertidos para añadir a la sección "Renovando armario".
Al fin le llegó el turno a esta falda de corte trapecio que me había comprado de supersaldo. 
Elegante sí, pero demasiado austera para mi gusto, pidiendo a gritos algún toque de originalidad. 




































Veamos el cambio:















Rebuscando en mi caja de restos de telas varias que voy guardando "por si...", me hago con un alijo y empiezo a diseñar primero sobre papel y después sobre la tela pequeños dibujos. 
Como veis son formas muy básicas (flores, hojas, círculos y corazones), porque al final lo que va a destacar es el contraste de las telas superpuestas buscar una distribución en la que los elementos encajen.
Voy haciendo pruebas y me quedo con lo que me atrae más visualmente, añadiendo pequeñas piezas para completar formas y rellenar huecos, sin recargar demasiado y evitando simetrías que no me gustan.
Cada una plasmará sus preferencias y el humor del momento, es lo bueno de no seguir patrones.
(disculpas por las fotos, pero al hacerlo en ratos libres, las variaciones de luz son abismales).
Las diferentes capas de los apliques están fijadas entre sí y finalmente a la falda con ayuda de fliselina y toque de plancha. Ya os hablé más veces de este tipo de entretela para apliques y cómo usarla. 
Repasamos: Es como un papel con una cara más rugosa que se coloca al principio en contacto con el revés de la tela en la que tenemos marcado el dibujo, planchamos y lo recortamos (usamos solo un trozo un poco mayor del dibujo, lo justo para poder recortar perfilando los bordes con las dos capas pero no desperdiciar demasiada fliselina).Una vez fría, retiramos la capa blanca de atrás, que es de papel protector y vemos que nos queda como una muy fina de pegamento sobre la tela, es la que nos va a servir para adherir sobre la superficie escogida, de nuevo con ayuda de la plancha. 
Pero esta adherencia por sí sola no es muy duradera y requiere una fijación añadida con costuras. Es la parte más laboriosa pero entretenida ya que permite incorporar más detalles. 




















Empecé con la máquina de coser pero pronto desistí de tanta pequeña curva y terminé bordando a mano. 
Si os fijáis fui alternando líneas rectas, curvas, dibujos calculados y maragatos alocados. Un espacio incluso para las iniciales del blog: CB, ¿las habíais visto?
Puntada atrás, festón y punto de cruz. Nada más por hoy.
Que ya estamos en la puerta, listas para salir de paseo. 
Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la 
suscripción por mail o seguirme a través de FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest
Os espero!!