Blogging tips

jueves, 13 de agosto de 2015

COLGADOR CROCHET PARA PUERTA O BOLSO

Un detalle colorido como colgador para una puerta, un bolso, un llavero o lo que gustéis.
Como de costumbre, reciclando materiales e improvisando.


































Necesitamos: una bola de plástico (reciclada de un desodorante roll-on), una broca fina (u otro objeto punzante) para hacerle un agujero a ambos lados, hilo de crochet de colores (en mi caso nº 8), ganchillo 1,5 mm, abalorios finos y gruesos (de plástico, madera, metal, restos de otros trabajos o de piezas de bisutería en desuso), 2 pequeños cascabeles, aguja, tijeras, una peineta (facilita la tarea de hacer la borla).





































Tomamos como referencia la esfera de plástico del roll-on (se extraen con un poco de maña haciendo palanca por ej con la punta de un cubierto, a veces hay que hacer unos cortes en el borde de plástico que la rodea para facilitar su salida si está demasiado incrustada).
Tejemos la cubierta de crochet multicolor en dos semiesferas que después unimos con ayuda de una aguja. Decoramos el borde con abalorios de color salteados.
El esquema de las semiesferas que empleé es el siguiente:
Cada vuelta de un color, rematando y escondiendo por dentro los hilos de los cambios.
Acordaros de agujerear la esfera antes de cubrirla para facilitar el trabajo, con ayuda de una broca u otro objeto metálico punzante que podáis calentar, asegurando que los agujeros siguen la misma línea recta.
Con todos los colores y ayuda de una peineta hacemos la borla final, que también adornamos con 2 filas de pequeños abalorios. 
Seleccionamos los que vamos a poner en el recorrido y su distribución. A ambos lados de la esfera unos metálicos en forma de estrella que cubren el ajugero.
Con crochet doble y una aguja lanera enhebramos la fila de abalorios, seguida de la esfera, el resto de abalorios y la borla final. Fijada la borla, recorremos el camino en sentido inverso sacando el hilo de nuevo por el inicio.
Dejamos unos extremos de crochet doble suficientemente largos a ambos lados para formar con ellos los cordones: Estos se tejen como una cadeneta cordón.
Cuando alcanzamos la longitud suficiente los rematamos con un abalorio, un cascabel y un nudo. Con ellos fijamos el adorno al lugar elegido y los dejamos colgando como parte del conjunto. También podríamos poner borlas en sus extremos.
Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la 
suscripción por mail o seguirme a través de FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest
Os espero!!