Blogging tips

viernes, 15 de mayo de 2015

BALDOSA PORTARRETRATOS

Si estáis buscando formatos alternativos como portarretratos, recordad que con un poco de creatividad, todo vale. De sencillos a sofisticados, según gustos.
Lo importante será elegir los materiales más acordes con el lugar o el resto del decorado con el que vayan a compartir espacio.
Hace tiempo publiqué unos marcos realizados en cartón y cáscara de huevo que podéis ver AQUÍ
En esta ocasión la idea es mucho menos laboriosa. Tan sólo aprovechando una baldosa blanca de restos de obra y un buen foto-montaje.



























En la red podemos encontrar varias páginas gratuitas que ofrecen símpáticas versiones para realizar montajes fotográficos. Además resultan la mar de sencillas: recortamos la parte de la foto elegida, la subimos y el programa se encarga del resto.
Si no nos convence probamos con otra versión y nos pasamos un rato divertido. Modelos de este estilo los podéis conseguir aquí
Una vez tenemos nuestra foto, la imprimimos en un folio normal, adecuando el tamaño al deseado para no llevar sorpresas y dejamos que se seque.
Preparamos la baldosa, foto, cola blanca (o latex), pincel, regla, lapicero, tijera,rotulador negro permanente.
Con la regla y el lapicero medimos y marcamos el lugar donde vamos a pegar la foto centrada.
Con la tijera, después de recortar la foto, os aconsejo que despuntéis un poco todos los bordes para que ofrezca un efecto roto envejecido mucho más bonito que tan perfectos.
Encolamos la foto por detrás y la pegamos a la baldosa con cuidado que no se hagan burbujas ni muchas arrugas. Limpiamos los bordes. Dejamos secar.
Al tratarse de una superficie no porosa, la baldosa no absorbe cola, con lo cual ésta va a impregnar mucho el papel, por eso los tonos gris/negro iniciales se transforman parcialmente en verdosos, como en las revistas añejas.
Después ya podemos proceder a dar una o dos capas más por encima para proteger y dar brillo, con la cola diluida.
Y si se trata de un regalo personalizado, le añadís una leyenda o algún dibujo con el rotulador negro permanente (que está ahí, escondida debajo del nombre del blog).
Para sujetarlo, como esta vez tenía que primar la sencillez, únicamente voy a usar cinta adhesiva de doble cara cuelga fácil.
Si os ha gustado y no queréis perderos ningún tutorial, podéis recibir todas las entradas del blog con la suscripción por mail o seguirme en FacebookGoogleGoogle +YouTube y/o Pinterest
Os espero!!